▷ ¿Cómo saber si es el amor de mi vida? Las Claves y Señales

Todos tenemos la idea que nos han vendido, que el amor verdadero debe ser para toda la vida, apegados a un ideal romántico que nos dice:

Debemos encontrar a nuestra media naranja, una persona única a quien amar y que nos ame, que nos satisfaga en todo momento de  nuestra vida, pero quizá te preguntes, ¿cómo saber si es el amor de mi vida?

El romanticismo en el amor es parte de nuestra cultura desde mucho antes de que naciéramos, desde bebés lo aprendimos a través de los cuentos de hadas y ya grandes  mediante las películas románticas.

El amor  romántico lo tenemos en nuestro interior, tanto, que nos toca vivir esa historia, pero luego chocamos contra la realidad, ya que nos damos  cuenta que ese ideal de amor que nos habían vendido, no es así en la vida real.

Por tal razón, es normal que te preguntes ¿cómo saber si es el amor de mi vida? Sigue leyendo porque en éste artículo trataremos de darte la mejor respuesta y las claves para saberlo

Un poco de historia sobre el amor

El amor romántico se inventó en el siglo XII. Fueron los trovadores y los poetas líricos de esa época, quienes empezaron a formar el concepto del amor como un todo, tanto de manera  sexual como emocional.

En esa  época, el amor romántico, solo se podía dar fuera del matrimonio, ya que la unión matrimonial tenía un fin práctico y procreativo, desvinculado completamente del romanticismo.

Ese nuevo amor que se expresaban  en las canciones, libros y  poemas, solo podían disfrutar aquellos hombres adinerados y con tiempo libre, pero luego se fue expandiendo en el resto de la sociedad y fue adoptado como el ideal del amor.

Fue  durante el siglo XVIII que empezó a surgir en Europa un nuevo ideal entre la clase burguesa, que pretendía vincular el amor romántico al pragmatismo del matrimonio.

Tal ideal respondía a una necesidad económica y planteaba que toda persona podía satisfacer el total de sus necesidades, amar, desear y reproducirse con una sola persona para el resto de su vida.

Es por ello, que actualmente  somos herederos directos del amor romántico y ese ideal sigue perpetuándose entre nosotros  y rigiendo nuestra vida, nuestros deseos, expectativas y sueños.

La continuación del mito hasta nuestros días

El mito se ha perpetuado a tal grado, que hoy buscas en internet cómo saber si es el amor de mi vida y los resultados que obtienes son señales o claves que se asemejan más al ideal romántico que a la realidad misma.

Tales cualidades solo las encuentras al principio de la relación cuando  todo es color de rosa, es decir, nos pintan que la relación debe ser perfecta, lo cual dista mucho seguramente de nuestra realidad.

Pero debemos ser conscientes que las relaciones perfectas no existen. Cuando los años pasan, nuestra vida cambia, nuestra situación cambia, nosotros como personas cambiamos y por lo consiguiente, nuestra relación también cambia.

No es raro darnos cuenta que la persona con la que creíamos que era el amor de nuestra vida, con la que estaríamos siempre, ya no esté a nuestro lado, o que la relación que era perfecta al principio ya no sea como ese cuento de princesas.

Entonces, ¿Cómo Saber Si Es El Amor De Mi Vida?

Pareja de la mano, el amor de mi vida

Como ya lo expresamos, la idea del amor de tu vida se deriva del amor romántico, por  ello te proponemos que reconceptualices esa idea del amor.

En vez de enfocarte en identificar al amor de tu vida: el único, inigualable  y perfecto, te concentres en reconocer y disfrutar el amor verdadero, que puede ser que te acompañe o no toda la vida, pero que sin lugar a dudas, es más tangible y mucho más sano.

De esa forma, partiendo de la idea de reconocer el amor verdadero, primero te preguntes cómo sabes si es amor lo que sientes, y  luego, cómo sabes si el amor es mutuo.

Si estás preguntándote si tu pareja es el amor de tu vida, es posible que tu relación no esté muy bien, en ese caso, éste es el momento de salvar la relación, hay un método infalible para ese fin aquí.

Según Sternberg, el amor verdadero era aquel que reúne tres elementos esenciales:

  1. La intimidad: conocimiento de la otra persona y confianza
  2. La pasión: buscar la unión física y/o emocional con la pareja
  3. El compromiso: de mantener el vínculo y superar las adversidades

Un amor sano y verdadero no es solo aquel que reúne las cualidades anteriores, sino también aquél que:

  • Ama sin poseer
  • Se comunica asertivamente
  • Existe preocupación por el bienestar y felicidad de la otra persona
  • La pareja se esfuerza por entenderse
  • Se apoyan mutuamente
  • No se hace sentir mal
  • Se alegra por los logros de la otra persona

Por si aún te queda alguna duda, lee las siguientes señales que te pueden orientar mejor:

Señales Para Descubrir Si Es El Amor De Mi Vida

Ya sea tu esposo o esposa, tu novio o novia, o la persona que no has conocido aún del todo, es importante que  reconozcas las señales  para saber si esa persona es el amor de  tu vida, o más bien, si mutuamente están  viviendo un amor verdadero.

Ya no piensas en tu ex pareja

Cuando encuentras el amor verdadero, todo lo demás  se convierte en algo secundario, te sientes en una nube llena de autenticidad y seguridad.

No sientes miedo, eres consciente que la persona que tienes a tu lado nunca te haría daño; sin el miedo las dudas no existen. Solo existe disfrutar el momento y a la persona que amas.

Las ex parejas aparecerán en tus recuerdos, tan solo como un aprendizaje necesario en tu vida, nada más que eso.

Te hace sentir bien

Cuando amamos verdaderamente, cultivamos nuestro camino bajo la empatía y el respeto mutuo, es por ello que  la búsqueda de la felicidad para ambos, hace que él o ella, te haga sentir mejor cuando no te encuentras bien.

Simplemente con solo verle, se te inunda el corazón de bienestar  y felicidad, a tal grado, que te das cuenta que tu pareja  tiene la cualidad de mejorar  tu estado de ánimo con solo su presencia, una sonrisa o una mirada.

Sientes la libertad de ser tú mismo

Ya sea en los buenos o en los malos momentos, él o ella no ha cambiado de opinión sobre ti, no te juzga, más bien te acepta como eres y te comprende, te ama sin importar el que dirán.

Los celos no  son parte de la relación

Tu pareja, esposo o  esposa, novio o novia, ha elegido vivir la vida contigo y entregarte su corazón. La seguridad entre ambos ya ha sido demostrada muchas veces, por lo que han desaparecido los  celos y enfados; hay  confianza plena.

Tú eres su prioridad

Su amor por ti  le lleva a hacer cosas que no  haría por  nadie más, te acompañará a donde necesites ir, igual que tú harías lo mismo por él o ella.

Donde ambos estén, será un espacio lleno de paz, armonía y bienestar; cualquier actividad que realicen juntos se convertirá en un momento para compartir en pareja.

Siempre está contigo cuando más le necesitas y sin habérselo pedidp, el apoyo será su mejor regalo y el  tuyo también.

Sabe lo  que es importante para ti

Todo lo que es importante en la relación de pareja, situaciones o problemas, se solucionan de forma natural, no es necesario que frecuentemente le hagas  ver  tus necesidades, porque se preocupa por descubrirlas y satisfacerlas.

Te quedas sin palabras para expresarle tu amor

Tu amor por tu pareja es tan grande, que no importa cuántas veces le digas que le amas, nunca será suficiente, porque tu corazón se ilumina siempre que estás a su lado.

Cuando  estás junto al amor de tu vida, tu amor y admiración hacia esa persona es tanta, que te quedas sin palabras para expresar todo lo que sientes

Sientes admiración por su persona y  corazón

Lleves poco o mucho tiempo junto a tu  pareja, sientes que es la persona más maravillosa que has conocido, porque te inspira siempre a ser mejor, a realizar todo  aquello en lo que han soñado  juntos.

Conclusión

Esas son solo algunas de las cualidades que debe tener el amor de tu vida, hay  muchas más y seguramente tu pareja tiene algunas y otras  más de sobra.

No pretendas tomar éstas  características como una receta al  pie de la letra y llegar a conclusiones  apresuradas, si no  tiene algunas de las actitudes aquí expuestas, no significa que no te ame, cada persona lo hace a su  manera.

Sin embargo, si sientes que ha dejado de amarte como tu quisieras o crees que la relación ha decaído, es el momento de conversar y proponerse un esfuerzo mutuo por mejorar, o en todo  caso buscar consejería  para salvar la relación, puedes leer éste artículo.

.